En estos momentos estamos teniendo un giro del mercado que está siendo muy aprovechado por el índice alemán y es que el eurodólar está cayendo -0,54% con una debilidad de la moneda única que también se ve en otros cruces.
 

Casi con sólo un detalle podemos más o menos ver qué es lo que pasa: el mercado monetario muestra una probabilidad de que haya una subida de tipos de interés en diciembre por el BCE por debajo del 50% cuando hasta hace poco estaba por encima del 70%. Además, también ha reducido la probabilidad de ver un aumento de los tipos de interés el próximo marzo, del 100% ha pasado al 80%.

El problema principal lo estamos teniendo en la macroeconomía. Tenemos un repunte de los tipos de interés y la periferia de la zona euro, tal como nos temíamos hace años, tiene un nivel de endeudamiento enorme. Recuerden que ha habido muchísima expansión del crédito y no ha mejorado la calidad de los salarios. Si subimos los tipos de interés, aumenta el pago mensual, vamos de cabeza a tener un problema parecido al comienzo de la crisis por la imposibilidad de pagar los créditos hipotecarios y de otros tipos.

Total, aparecen noticias acerca de que dentro del BCE hay preocupaciones acerca de todo este lío y piensan que la subida de los tipos de interés es porque el mercado ha sobre interpretado lo que comentaron en su reunión del 9 de marzo. Los mercados han pensado que tenemos una subida de tipos de interés para este mismo mes el año que viene, pero esa subida del secundario, puede poner en problemas a más de un país si sigue subiendo. Este punto de precaución y de peligro es lo que está haciendo que el BCE tenga dudas acerca de seguir en esta línea de comunicados, para no traer los problemas antes de lo esperado.