Sigo pensando que es un gran país con problemas asumibles por el momento.
Y es precisamente en esto último, que sean asumibles, donde debe entrar una gestión más activa por parte de sus autoridades. Por el momento, mayor flexibilida y liberalización, que pueden levantar las alarmas sobre un potencial impacto económico negativo que debe ser considerado. Y limitado.

Sobre todo lo anterior  ha hablado ayer mismo la responsable del FMI (http://www.imf.org/external/pubs/ft/survey/so/2014/CAR032314A.htm).  Aquí les hago un resumen de sus "recomendaciones" a las autoridades chinas:

*       Las claves para que China alcance un crecimiento sostenible y de alta calidad en el futuro pasa por desregular el sector servicios, crear un moderno y global sector financiero y adoptando medidas para salvaguardar el medio ambiente

*       Comenzando por el sector servicios, si la recuperación económica dos décadas atrás estuvo apoyada en el sector manufacturero su profundización ahora pasa por aumentar la flexibilidad dentro del sector servicios. Los objetivos de todo esto son claros, más allá de aumentar el crecimiento potencial de la economía, como también apuntalar el empleo, el consumo y el nivel de vida. Naturalmente, esto sólo es posible a través de  mejorar la educación, mejores servicios públicos de sanidad y un sistema financiero integrado


*       El Sistema financiero chino, en términos de integración y competencia, es clave para lograr un crecimiento de mayor calidad y mejorar el nivel de vida. La apertura a la competencia internacional puede ser importante para lograrlo, mejorando con ello la diversificación del ahorro doméstico y hacer a la economía más resistente a shocks. Esto también sería importante para que el CNY tome un mayor protagonismo como moneda de reserva e intercambio internacional

*       Por último, es fundamental reducir la desigualdad y el peligro que se cierne sobre el medio ambiente en un contexto de crecimiento intensivo en la utilización de recursos naturales. Poco que añadir en este punto, salvo la más que necesaria incorporación de la mujer al mercado de trabajo para combatir los riesgos a medio plazo que supone el problema (también en China) demográfico.

En opinión de Lagarde, China se ha convertido en una economía global que ha ayudado a estabilizar el crecimiento económico mundial durante la peor parte de la Crisis. Pero, es importante seguir avanzando. Y esto será positivo para la economía china como también para el resto del mundo.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España