El precio del crudo está encontrando sustento para las subidas en el fuerte incremento de la tensión en Irak, con los problemas que tuvo la embajada turca en el país y las incursiones yihadistas. 

Turquía acaba de decir, por voz del ministerio de justicia, que el gobierno no está trabajando en ningún nuevo mandato para poder realizar operaciones militares transfronterizas. Esto el mercado se lo está tomando bastante en serio una vez que una rama de Al Qaeda  consiguió amenazar la mayor refinería en Baiji, por lo que el miedo a problemas en el suministro vuelve a aparecer.

Estados Unidos ha dicho que está trabajando con los líderes de Irak para una respuesta coordinada y así reconquistar los territorios perdidos.