Ahí están insultándose los unos a los otros, e inventando programas absurdos y disparatados, para gastar lo que no se tiene y freir a impuestos a la clase media como siempre.  Porque para eso está San Draghi, que les tapa las miserias. Si no estuviera el BCE la deuda española sería bonos basura, pero miren que bien ha reaccionado hoy: