HSBC y Credit Agricole acaban de ser acusados de manipular tipos por la UE con lo cual ambos valores se han dado la vuelta a la baja y podrían lastrar al sectorial bancario.