Vean el gráfico a semanas que es donde está la miga. En él podemos ver que las veces que hemos metido el RSI en la sobreventa y depués roto una directriz bajista en este plazo, hemos tenido buen comportamiento durante un tiempo.


Ahora, estamos muy en sobreventa y la directriz bajista en el RSI es muy clara, así que debemos estar atentos por si dejamos alguna muestra de interés comprador que ponga más probabilidades a esta pauta.