El ministro de economía alemán espera un crecimiento del producto interior bruto de Alemania en 2016 del 1,7%, manteniendo la previsión de enero, y para 2017 será del 1,5%.
 
Con respecto a las importaciones, crecerán en 2016 un 5,2%, aumentando la previsión desde el 4,8% anterior. Para 2017, esperan subir a un 5%.
 
Las exportaciones en 2016, subida del 2,9%, reduciendo la perspectiva desde el 3,2% anterior y para 2017 se queda en el 3,7%.
 
El consumo privado se espera que crezca este año un 2%, ligeramente por encima de la previsión anterior del 1,9% y en 2017 subirá el 1,5%.
 
Con respecto a la demanda interna, creen que este año subirá el 2,6%, mejorando la previsión con respecto al 2,3% anterior y en 2019 bajará fuertemente hasta situarse en el 1,9%.
 
Consideran el momento alcista de la economía va a seguir este año y el siguiente debido a que el crecimiento doméstico cada vez es más importante.
 
La inversión en construcción este año subirá el 2,7%, mejorando la previsión anterior del 2,3% y en 2017 será más importante todavía porque esperan que crezca el 3%.
 
La inversión en equipamientos este año sube el 2,6%, mejorando la cifra desde el 2,2% anterior y subirá un poco más el año que viene hasta el 2,7%.
 
Aún así, hay comentarios de advertencia, ya que piensan que la perspectiva de crecimiento global se mantiene frágil pero las exportaciones alemanas seguirán beneficiándose de un tipo de cambio del euro relativamente bajo.