Dice que todavía no hay suficiente evidencia de que la fortaleza observada de los precios de producción al comienzo de la cadena sean transferidos al resto de forma duradera.


Para que haya un ajuste sostenido en el camino de la inflación, el crecimiento de los salarios debe ser más fuerte, aunque es reconfortante ver que la recuperación de la zona euro se está ampliando en todos los países, además de parecer crecientemente robusta y resistente a influencias negativas fueras del área.

Considera que el apoyo de la política monetaria sigue siendo clave para la convergencia de la inflación.

La recuperación cíclica de la economía de la zona euro se está convirtiendo poco a poco en sólida y han disminuido los riesgos bajistas para la perspectiva de la misma.

En junio serán capaces de poder presentar un juego de informaciones más amplio de lo que están disponibles a día de hoy. Los riesgos alrededor de la perspectiva más probable de crecimiento están cerca del equilibrio como no lo habían estado desde hace ya un tiempo.