JP Morgan dice que podría estar interesado en comprar los bonos argentinos que han originado todo este problema, otra cosa, será ver cuanto está dispuesto a pagar por ellos, ya que tienen más riesgo que hacerle una póliza de seguros de incendios al pirómano de Oklahoma.