Parece ser que la Unión Europea está considerando la prohibición de la inversión en bancos de propiedad estatal y restringir el acceso al capital de los bancos propiedad del Estado para poder reducir la habilidad que tienen para financiar la economía rusa. Esta posible prohibición tanto en acciones como en bonos, podría aplicarse a vencimientos superiores de 90 días.
La prohibición anterior se aplicaría tanto al mercado primario como al secundario en emisiones posteriores a la prohibición.

También la prohibición se podría extender a nuevas emisiones en las bolsas europeas.

También se podría añadir embargo en las exportaciones de armas al sector ruso y este embargo podría ser reversible. También se podría unir una prohibición a los artículos de doble uso para el sector militar o civil, asegurándose de que sea reversible y escalable.

Para terminar, hay una posible prohibición sobre tecnología de la energía pero sólo para la producción a largo plazo, con el objetivo de no interrumpir el suministro actual.