Recordemos que el lunes fue fiesta en Wall Street por el día del Presidente, por lo que todas las informaciones acerca de las reservas semanales de crudo se posponen un día. Esto significa que ayer al cierre conocimos las estimaciones del Instituto API.
 
Recuerden que todas las semanas estamos viendo un incremento del número de instalaciones en activo en Estados Unidos que apoya un constante incremento de las reservas semanales de crudo. Pues bien, ahora la firma API pone encima de la mesa unas estimaciones que no crecen, sino que descienden en 0,88 millones de barriles cuando se esperaba un incremento de 3,5 millones.

Con respecto a la reservas de gasolina también descienden en 0,89 millones de barriles y los destilados caen en nada menos que -4,2 millones de barriles.

Si estos datos los unimos a los comentarios desde la OPEP en donde no descartan ampliar o extender el acuerdo de recorte de la producción junto con una posible reducción de las reservas en los países de la OCDE y además que más países pudieran añadirse a dicho pacto, pues tenemos que en estos momentos el precio del crudo en Estados Unidos está subiendo el un, 3% rondando ya los 54,4 $.