No debemos olvidar que la gran caída no empezó por casualidad. Se inició porque Arabia Saudita el mayor productor mundial y varios más de la OPEP decidieron que su negocio corría serio peligro por la proliferación de explotaciones de crudo no convencional en EEUU. Y ahora su guerra está recogiendo sus “
frutos”. Vean este gráfico de Bloomberg sacado de este artículo donde se habla del tema: https://t.co/ZaGxn4jcgg
 


Parece imposible que ahora vayan a consentir una subida muy clara, para que todas las explotaciones de crudo no convencional que están tirando la toalla se vuelvan a recuperar.

Esto está bastante claro, han puesto el suelo, porque más abajo, ni ellos pueden aguantar, pero dudo muchísimo que tengan intención de permitir una subida clara, mientras no terminen de hundir a estos productores.

Suena muy duro pero es la realidad, esto es una guerra, comercial, pero una guerra, y en las guerras no se suelen andar con chiquitas...