Al decir que no se ven más ampliaciones de capital en el futuro y que la de ahora intentará compensar potenciales provisiones de 4.700 millones de euros, que no ven tampoco adquisiciones (gastos en compras) o que quieren recuperar la normalidad del dividendo tan pronto como sea posible, el valor rebota y reduce las pérdidas a -20%. La resistencia la tenemos en los 2 euros, como se puede ver:

 
popular