Al leer el titular anterior probablemente les habrán surgido varias preguntas:

1.      ¿El uso excesivo de la política monetaria expansiva puede amenazar la Estabilidad financiera?
2.      ¿Está la política monetaria volcada a lograr el objetivo de Estabilidad financiera?
3.      ¿Puede la política monetaria ser independiente de la Estabilidad financiera?

Algunos responderán con un sí rotundo a la primera cuestión. Y aquí están también muchos consejeros de bancos centrales (y algunos políticos...el Ministro de finanzas alemán es un buen ejemplo) que consideran, y repiten hasta la saciedad, que la utilización excesiva de la política monetaria expansiva plantea enormes riesgos a futuro.

Otros considerarán que, como hizo la propia Fed a principios de año, es fundamental que la política monetaria se vuelque en un escenario tan complejo como el actual en defensa de unas condiciones financieras favorables.
Aunque, ¿qué son condiciones financieras favorables? Sobre esta cuestión sobrevuelan dos valoraciones. Por un lado, un continuo aumento de los precios de activos financieros que infravalore el riesgo asumido en las carteras. Y por otro lado, unas condiciones propicias para que mejore la financiación de la economía real.

¿Y la última cuestión? Sin duda, es la más interesante ahora. Pensando en que, en mi opinión, la Fed nos está preparando para materializar una subida de tipos durante el verano. Probablemente no tanto en junio, demasiado cercano. Pero sí en julio.

Sí en julio....si el escenario lo permite.
Al final, el miércoles la Fed lo dejó más o menos claro: podría plantearse una subida de tipos (incluso en junio) si contaba con suficiente información de que la recuperación económica en el Q2 se consolidaba, si el mercado de trabajo seguía mejorando y también si la inflación se recuperaba. De hecho, los últimos datos económicos apuntan en este sentido. Pero, naturalmente, es necesario actuar con calma. Por esto me inclino por julio y no tanto junio para efectuar la segunda subida de tipos tras la de diciembre. Pero, ¿puede de nuevo el contexto económico/financiero internacional permitirlo? Veremos.

Por cierto, aunque pasó desapercibido dentro de las Actas publicadas por la Fed me llamó la aténción el énfasis en discutir las implicaciones de la política monetaria y la estabilidad financiera. Implicaciones a futuro, partiendo de la historia.
¿La conclusión? La defensa de las medidas macroprudenciales es clara, aunque la propia Fed desconfía en cierta medida de ellas cuando matiza que no han sido en muchos casos probadas. Y admite que la política monetaria puede ser importante para la estabilidad financiera, tanto en sentido positivo como negativo. Pero, lo seguirán estudiando. Sí, veremos.

The staff presented several briefings on a special topic, the relationship between monetary policy and financial stability. The presentations began with an overview of the possible linkages among monetary policy, macroprudential tools, and financial stability, drawing on both academic research and experience with such tools in various countries.

In their comments on the briefings and in their discussion of the relationship between monetary policy and financial stability, FOMC participants noted that more stringent regulatory and supervisory policies implemented since the financial crisis, including enhanced capital and liquidity requirements for some types of financial institutions, had significantly increased the resilience of the financial system to shocks. Participants emphasized the importance of macroprudential tools in promoting financial stability, and they generally expressed the view that such tools should be the primary means to address financial stability risks. However, it was noted that relatively few macroprudential tools are available to financial regulators in the United States and that, for the most part, such tools are untested

Most participants judged that the benefits of using monetary policy to address threats to financial stability would typically be outweighed by the costs associated with deviations from the Committee's employment and price-stability objectives induced by such actions; some also noted that the benefits are highly uncertain. Nonetheless, participants generally agreed that the Committee should not completely rule out the possibility of using monetary policy to address financial stability risks, particularly in circumstances in which such risks significantly threatened the achievement of its dual mandate and when macroprudential tools had been or were likely to be ineffective at mitigating those risks.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España