¿Se vieron sorprendidos por la crítica a la Fed de algunos candidatos a la presidencia USA?.

Pues que sepan que el Instituto Brookings ha cuantificado que desde los años cincuenta del siglo pasado hubo 33 intentos demócratas y otros 19 republicanos para limitar el margen de actuación de la Fed.

Los intentos de influir en las decisiones de la Autoridad monetaria norteamericana son mayores en épocas de incertidumbre económica o de debilidad. Pero esto es lógico.
 
El Misery Index (suma de desempleo e inflación) mantiene una elevada correlación con la atención que muestran los políticos hacia la actuación de la Fed…
 
c1

 
Mis economistas consideran que una victoria de Hillary Clinton supondría menos quebraderos de cabeza para la Fed que la victoria de Trump, mucho más crítico de forma reciente sobre la política expansiva.

De cualquier forma, es evidente que en caso de precisar nueva asistencia financiera ante una hipotética crisis financiera uno y otro se mostrarían (en teoría) más predispuestos a limitar el margen de maniobra de la Fed.
 
Lo que sí parece estar bastante claro es que el próximo presidente USA podría ya influir de forma decisiva (en un caso más que el otro, entre los dos candidatos anteriores) en las elección de los próximos cuatro consejeros que tomarán asiento en 2017…
 
c2

 
Y como ven, también de los tres reemplazos en 2017 y de los cuatro en 2018 incluyendo a la Presidenta y Vicepresidente.
 
¿Recuerdan a Bernanke? Esto es lo que dijo en 2013…
 
As an institution, the Federal Reserve must continue to be willing to make tough decisions, based on objective, empirical analysis and without regard to political pressure. But…we must also recognize that the Fed’s ability to make and implement such decisions ultimately depends on the public’s understanding and acceptance of our actions…Ultimately, the legitimacy of our policies rests on the understanding and support of the broader American public, whose interests we are working to serve.

Congress is our boss.” Hence, the role that the next President plays, along with Congress, in either supporting or weakening the Fed’s power, is of critical importance to the economy and markets ahead.
 
José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España