La sesión ha tenido pocos protagonistas pero estos están ganando potencial según nos vamos acercando a final de la sesión en Europa.
 
Por un lado el crudo de de referencia tanto en Estados Unidos como en Europa ha perdido la cota de los 50 $, así que tenemos presión bajista en las petroleras que en Europa son las peores con un descenso de -0,68% al igual que los recursos básicos que rondan esa caída.
 
Mirando las materias primas, tenemos que uno de los factores que más les da movimiento, la cotización del dólar, vuelve a perjudicarles, ya que el billete verde vuelve a coger fortaleza una vez tenemos encima de la mesa los datos como la lectura final de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que confirma ese repunte que vimos en la lectura preliminar y además las condiciones actuales son las más altas desde nada menos que enero de 2007. Por otro lado, la revisión del producto interior bruto del primer trimestre es superior a la primera lectura, aunque ligeramente peor de lo esperado. En ella se puede ver que el sector inmobiliario y el gasto del consumidor son los principales puntos de apoyo, aunque lo que más levanta ampollas es ver que todo lo relacionado con las empresas y su inversión ha empeorado, aunque los beneficios empresariales hayan quedado ligeramente en positivo.
 
Con todo, se mantienen las expectativas de subidas de tipos tanto para junio como para julio y eso al final ha acabado haciendo que el sector financiero vuelva a remontar posiciones en Estados Unidos, algo que se contagia Europa y conseguimos eclipsar un poco la mala situación del sector bancario en nuestro país, ya que la banca mediana sigue teniendo problemas, pero los grandes empiezan a despegarse del resto.
 
De momento el Ibex 35 ha recuperado gran parte de lo prevenido ayer y consigue hacerlo mejor que el índice alemán, que a duras penas se sostiene por encima de los máximos de ayer.
 
No debemos perder de vista que el lunes el mercado norteamericano y el británico van a estar cerrados y que una hora y pico después del cierre regular en Europa tendremos el discurso de la presidenta de la Reserva Federal, por lo que todo el mundo buscará alguna pista sobre la siguiente reunión.