Una fuerte mejora, la que hemos conocido esta mañana, en el PMI de servicios y conjunto de la zona EUR.

Los niveles más altos desde 2011. En algunos países, incluso hasta niveles elevados de antes de la Crisis.

Cuestión de expectativas. ¿Y la realidad económica? La mejora en este caso, que también la vemos, va mucho más lenta.

En el siguiente cuadro tenemos la evolución de las ventas al por menor, deflactadas, de marzo del área publicadas hoy por Eurostat.


camp1


El dato es positivo, sin duda. Un aumento de las ventas en términos reales del 0.3 % en cifra mensual. Y del 0.9 % en cifra anual. Pero lejos de niveles coherentes con el optimismo "financiero".

Además, con importantes diferencias entre países que generan incluso más inquietud: caída del 0.7 % en Alemania, del 0.6 % en España pero subida del 2.3 %en Francia. Sí, el tiempo pondrá las cosas en su sitio. Pero, ¿cuánto tiempo hace falta para que ocurra esto?.

Una amiga periodista me ha preguntado esta mañana sobre un potencial QE por parte del ECB. Partíamos de que la autoridad monetaria europea aplazará nuevas decisiones "ortodoxas" hasta junio como mínimo, descartando el sentido de urgencia que puede requerir un EUR al alza partiendo de la mejora continuada de las condiciones financieras en la zona y de los indicadores de confianza de los agentes económicos. Pero, ¿un QE? Estas son palabras mayores. De hecho, nosotros no lo esperamos hasta cerca de final de año. Precisamente cuando la divergencia entre esta mejora de las condiciones financieras y económicas no se pueda mantener. En ese momento, será el ECB el que deberá emplearse a fondo por propiciar que se mantengan los precios de los activos financieros al alza.

JOSÉ LUIS MARTÍNEZ CAMPUZANO

Estratega de Citi en España