Se acaba de publicar el desglose de los datos de crecimiento del Q1.

En los primeros meses del año la economía alemana creció por encima de lo esperado, con un repunte del 0.7 % trimestral.
El crecimiento anual fue un 1.3 %.

El principal motor de crecimiento fue la inversió, con un fuerte repunte del 2.3 % trimestral: equipo al alza un 1.9 % y construcción con repunte del 2.3 %.
Por lo demás, el consumo con repunte del 0.4 %: privado del 0.4 % y público al alza un 0.5 %.
El sector exterior restó 0.1 puntos al crecimiento, con el repunte del 1 % de las ventas por debajo del 1.4 % de las importaciones.

¿Sostenible? Al final, 0.8 puntos de la demanda doméstica y sustracción de 0.1 puntos de la demanda externa.
Pero con la aportación de 0.4 puntos desde la inversión total y de 0.3 puntos del consumo. El resto, los inventarios.

No, no esperamos que se puedan extrapolar estas cifras al futuro inmediato. De hecho, el propio Buba espera un crecimiento casi marginal durante el Q2. Quizás incluso por debajo del 0.3 % de finales del año pasado.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España