Philips ha presentado resultados con un beneficio de 242 millones de euros, un 23% menos que el año pasado. Los tipos de cambio vuelven a aparecer entre las causas de la bajada junto con el cierre de su unidad de cuidados de la salud en Cleveland,

Las ventas bajan -6% a 5.290 millones de euros. En términos sin divisas, la baja está en el -3% en cuidados de la salud, +1% en iluminación y +7% en electrónica de consumo. 
 Esperan que en la segunda mitad los resultados sean superiores a los del año pasado y mantiene sus objetivos para 2016.