El petróleo sigue claramente alcista. Principalmente por dos motivos.

 

El primero es el dato de ayer de reservas del American Petroleum Institute que pilló a todos por sorpresa. Bajada de inventarios de crudo de 10,3 millones, algo muy inesperado.

 

El segundo motivo es la situación política de Libia, que roza la anarquía, con facciones por todos lados, intentos de golpes de estado, lo que hace augurar que las exportaciones de crudo libias no van a volver en serio en mucho tiempo.

 

Igualmente los operadores de crudo no se creen nada de las buenas palabras de Putin, y siguen presionando al alza por este motivo.