Fue la decisión anunciada ayer por la Agencia de rating, afectando también a su outlook sobre el rating de la deuda china.
En definitiva, pone en negativo el outlook del rating con riesgo de rebajarlo desde niveles actuales de AA- y AAA respectivamente.
 
Pero, lo realmente importante es que puso en cuestión el rating sobre Hong Kong ante los riesgos derivados (económicos/financieros) derivados de China.
Aunque la Agencia considera que las perspectivas de de crecimiento para la economía china de un dato por encima del 6 % en los próximos tres años, también valora que la combinación de un elevado apalancamiento empresarial y elevado peso de la inversión por encima del 40 % del PIB conlleva un creciente riesgo de sostenibilidad que debe ser valorado.
 
Miren ahora este gráfico…..
 




El PEG del HKD al USD (7.8 +/-0.05) estuvo amenazado a principios de año.
Pero ahora vuelve a aproximarse al rango bajo de la banda objetivo. Esta menor presión también se observa en el caso del CNY.
 
Más allá de las razones políticas detrás de la justificación de S&P para incluir a Hong Kong en la revisión a la baja del outlook con foco en la economía china, hay también razones financieras y económicas. Me refiero a la creciente importancia de las empresas chinas en la economía y mercado de Hong Kong. Es un argumento importante que por fuerza irá en aumento, lo que puede cuestionar el tipo de cambio semifijo frente a la moneda norteamericana. Pero estamos hablando de un debate de medio plazo, frente al más sólido a corto plazo que sigue defendiendo el PEG establecido en los años ochenta del siglo pasado.
 
José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España