Sigamos la pista austríaca, con su bolsa cayendo más del 3%...

Y vamos a cerrar la semana sin que este nada claro, como no lo estaba en semanas anteriores, si se rompen las resistencias clave o no. El banco austríaco Erste Bank se está desplomando casi el 15% tras decir que ha tenido graves pérdidas por morosidad en Hungría y en Rumanía. Esto arrastraba a Raiffeisen también austríaco y llevaba a la bolsa de Austria a caer más del 3% lo cual ha pesado sobre los demás índices. Y claro también sobre su sector, otros bancos europeos con exposición a Europa del este han sido castigados. Y todo esto en el entorno en que se teme mucho por la salud de Espirito Santo en Portugal, malos informes de S&P sobre bancos españoles, sanciones por todos lados a bancos…el sector no está de moda y hoy nos ha costado caro. Y eso que lo normal hubiera sido un día tranquilo, por el cierre de EEUU.