Los bancos centrales en especial la FED llevan varios años implorándoles a las bolsas que paren cada penalti bajista y a cambio les prometen más y más liquidez

El árbitro encargado de dirigir el  partido de la Liga belga ente La Gantoise y Tubize en marzo de 2009 solicitó al portero del Tubize que parara un penalti tras darse cuenta de que no tenía que haberlo pitado. Además no hay duda, porque en la televisión se veía como tras dudar, se fue a hablar con el portero Nicolas Ardouin, el cual, aseguró a la prensa que le imploró que lo parara. Pero no pudo ser, y el Tubize perdió dos a cero.

 

Los bancos centrales en especial la FED llevan varios años implorándoles a las bolsas que paren cada penalti bajista y a cambio les prometen más y más liquidez. En Europa exactamente igual. Hasta que hemos llegado a la situación actual donde se da un fenómeno extraño. Hemos entrado en una laguna de volatilidad, pero no solo en bolsas, en todos los mercados a la vez, algo no visto desde el año 2007, justo antes de que empezara la gran crisis.

 

El VIX en mínimos desde casi 2007, el MOVE index  (Merrill lynch Option Volatility Estimate) que mide la volatilidad de los bonos muy por debajo de su media de largo plazo, la volatilidad del euro contra el dólar casi a la mitad de lo normal, la del petróleo o gas, a niveles no vistos desde principios de la década…Y todo este fenómeno no es obra de una economía que va estupendamente como decía The economist esta semana, con lo cual estaríamos todos tan felices, sino de la extraña y distorsionada situación que han creado los bancos centrales con sus inyecciones de liquidez sin parangón en la historia.

 

Todos los gráficos importantes, Eurostoxx, Dax, Ibex, Dow Jones, o el de acompañamiento de hoy el del futuro del mini S&p 500 están en rigurosos laterales todo el año, camino de ninguna parte. Vender no se atreve a vender nadie en Europa, porque sería ir contra el BCE que en la primera semana de junio tomará más medidas, pero mientras no se rompa el lateral, comprar tampoco.

 

¿Y a donde va el dinero? Claramente a valores defensivos. Si nos colocamos el gráfico del sx6P, el sectorial europeo amplio de utilities es una subida constante en lo que va de año, nada que ver con los laterales de los índices generales. En EEUU, el sectorial del S&P de utilities a cierre de abril era el que mejor lo había hecho en los últimos 6 meses. Y más defensivo que este sector no hay, y es muy raro verlo siendo el que más sube o baja.

 

No queda otra que esperar a ver por donde rompemos. El lunes habrá que ver como nos tomamos las elecciones europeas, durante esta semana ha habido ventas de operadores grandes temerosos, de que tras las elecciones pudiera haber inestabilidad en algunos gobiernos nacionales frágiles como el italiano o griego. Se han visto ventas también en deuda española, pero al final no parece que la sangre vaya a llegar al río, y es más hablando del mercado español,   la apuesta de moda entre hedge funds es  que el spread del bono a 10 años español e italiano se puede ampliar a 50 puntos básicos desde los 20 actuales a favor del español.