Daniele Nouy (BCE) ha dicho que los bancos de la zona euro necesitan reducir sus altos costes de funcionamiento y fortalecer sus hojas de balance. Además ha dicho que están en camino nuevas propuestas para poder lidiar con el problema de larga duración de los malos préstamos. Dice que todavía tienen mucho trabajo que hacer para poder solucionar este problema de tantísimo largo plazo, en particular las exposiciones a los préstamos en problemas, y no se tardará mucho tiempo en tener propuestas concretas.
 
Como es de imaginar, al sector bancario le sienta este comentario de maravilla.