Mientas hemos pasado una época en donde ha habido devaluaciones de activos por compras en el pico de las materias primas, recortes de costes brutales, reducciones de espectro empresarial, ahora parece que se vuelve a lo contrario.
 
Los bajos precios de de las materias primas han hecho daño a todo el sector, pero hay que levantar las orejas cuando de repente las compañías mineras empiezan a pensar en comprar en vez de vender activos.
 
BHP Billiton dice que sigue su plan de aumentar los recortes de costes, pero quiere aumentar los beneficios y para eso está buscando activos que hayan sido muy dañados por el revés de los precios tanto en el sector del cobre como del crudo que puedan tener cabida en su cartera de activos de forma que puedan hacer crecer la compañía pero no su complejidad, manteniendo los costes muy bajos.
 
En general, lo que parece que andan buscando son minas o campos de producción de crudo y dejarse de historias más grandes como comprar compañías enteras.