La mejora del Euro en las últimas sesiones no le ha permitido mejorar mucho, pero por lo menos no le ha obligado a buscar los mínimos del año.

Como se puede ver, la directriz alcista desde los mínimos de 2013 acarrea ventas cada vez que la hemos intentado recuperar, lo que nos deja zonas de resistencia claras para más adelante:
 
 
oro