¿Aún no se sienten los efectos en las exportaciones de la caída del EURO? Quizás es que es pronto. Quizás es que el EUR debe caer más.

La balanza comercial alemana se ha saldado en febrero con un superávit comercial de 19.7 bn.
En enero fue un saldo positivo de 19.6 bn.
¿Les parece una cifra elevada? Pero el mercado apostaba por un dato aún mayor, hasta 20.1 bn.
Las exportaciones han repuntado un 1.5 % mensual, aunque la subida de las compras ha sido mayor hasta un 1.8 %.
Aunque, como todo, quizás viéndolo desde otra perspectiva las conclusiones no sean las mismas. Me refiero a que las exportaciones crecen un 3.9 % anual, frente a un escaso aumento del 0.8 % en las compras.

De forma paralela, hoy también hemos conocido el dato de producción industrial de febrero también en Alemania con un aumento del 0.2 %. Pero en enero el dato fue negativo, con una caída del 0.4 %.
¿Moderado? Sí, poco a poco.
La producción industrial de bienes intermedios al alza un 0.2 %, la de bienes de capital con subida del 1.2 %, cuando la producción de bienes de consumo ha caído un 0.3 %. Pero es el descenso del 3.1 % de la construcción lo que más pesa en el índice de forma negativa.

Pero el futuro será mejor. Así lo ve el Ministro de finanzas alemán tras estos datos.
El indicador de clima empresarial que elabora el Banco de Francia crece hasta un 97 en marzo desde el 96 de febrero.
El del sector servicios, por el contrario, se mantiene estable en 93.
La Autoridad Monetaria francesa estima un crecimiento del 0.4 % en el Q1, al alza desde su estimación inicial de 0.3 %.



José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España