Nos sólo son los problemas en México, sino también el miedo a que la manera de relacionarse el Gobierno con las constructoras cambie la situacón y salgan muy perjudicadas. Como se puede ver, es la peor del Ibex con -2,8% y tocando nada menos que los mínimos del año pasado:
 
 
ohl