Tal como se ha comportado este valor en el pasado, que a estas alturas del mes siga sin haber atacado los mínimos del mes anterior, ya es todo un logro.
 
Si miran el gráfico anterior, verán que estamos lejos de la zona de peligro situada en los cuatro euros y es que el RSI sigue manteniendo la rotura de la directriz bajista desde la sobrecompra creada en octubre del año pasado y además el acumulación distribución también mantiene el cambio de tendencia de ese canal bajista que ha liderado el comportamiento de la acción en los meses pasados, por lo que en cierto modo hay soporte sobre esos cuatro euros.
 
Todos los ojos están puestos en la zona de mínimos de diciembre del año pasado por cada vez que nos hemos acercado nos han soltado un nuevo papelón, o bien en forma de muestras de interés vendedor como karakasas invertidas con repunte de volumen o como la que tuvo lugar recientemente en forma de medio envolvente bajista o cubierta de nube oscura. Esta última figura también marcó como resistencia la media de 50 sesiones, por lo que estamos cerca de ella y hay que abrir bien los ojos a lo que pueda pasar en ese entorno.
 
También debemos estar muy atentos a rozar la franja de resistencia comentada si alcanzamos justo en ese momento la sobrecompra, porque potenciará dicha resistencia.
 

 
Pero esto no para aquí, porque fíjense en el siguiente gráfico, que corresponde a su comportamiento a meses. Como se puede observar, hemos comenzado el año fuertemente en sobreventa y además el acumulación distribución tiene un ligero repunte, creando algo de soporte a la primera de la correspondiente a enero que es una karakasa con el primer repunte de volumen considerable, mientras no perdamos los mínimos del año, la esperanza está viva.
 
ohl ms