Ahora mismo es una de las peores del Ibex 35 con un descenso que ronda el -2,5%. La clave de todo el asunto la tenemos en el gráfico a semanas que tienen adjunto.
 
Si se fijan, tenemos por un lado que el acumulación distribución ha ido perfectamente de un lado al otro del canal bajista que domina la cotización en los últimos meses, pero la resistencia de la parte alta de dicho canal, coincide con el impacto que hemos tenido contra la directriz alcista que viene desde nada menos que el máximo de 2014. Dado que la semana pasada dejamos una vela de duda, debemos estar muy atentos a lo que pueda pasar esta semana porque podríamos dejar una estrella de la noche que nos complicaría mucho la existencia durante unos cuantos días… Con permiso de la Reserva Federal y el vencimiento trimestral de derivados, claro.

 
ohl