Los resultados no ha sentado nada bien y nos ha aumentado la potencia de la resistencia de los mínimos de agosto y al final, la salida del RSI de la sobrecompra, puede ser más peligrosa de lo que parecía en un primer momento porque de cerrar tal como estamos ahora, con este descenso superior al 5%, dejaría dicho indicador por debajo de la directriz alcista desde los mínimos de diciembre, algo que en otros valores ha tenido consecuencias bastante importantes.

Ahora debemos estar pendientes de ese soporte que tenemos a la zona de los 22,00 €.


ohl