Ya tenemos más datos sobre lo que podría pasar mañana cuando la mayor embotelladora de bebidas no alcohólicas del mundo debute en la bolsa de Madrid. La compañía ya ha comenzado a cotizar en Estados Unidos, donde ha sustituido a la antigua Coca-Cola Enterprises. En España, podría convertirse en la novena o décima empresa más grande del mercado.
 
 
La operación de salida a bolsa de la compañía no es tan fácil como una salida a bolsa al uso, porque antes de que sus directivos toquen la campana en el parqué madrileño han ocurrido muchas operaciones anteriores.

Cabe señalar que Coca-Cola European Partners, que cotizará con el ticker CCE, es una empresa fruto de la fusión de la embotelladora ibérica Coca-Cola Iberian Partners, la estadounidense Coca-Cola Enterprises, y la alemana Coca-Cola Erfrischungsgetränk.

Durante su debut del martes en Estados Unidos la empresa vio caídas de más de un 24,7% en Wall Street, aunque ese desplome es realmente ficticio.  Lo que ocurre es que la corporación fruto de la fusión sustituyó a la anterior compañía en el mercado. Es decir, que un ente sustituyó a otro diferente, con lo cual se produjo ese ajuste en los precios.