No interpreten mal el titular: realmente es que no tenemos la información estadística adecuada para enfrentarnos a una crisis global como la actual. Y eso que llevamos siete años de "rodaje", aunque aún nos llevará mucho tiempo no sólo entenderla como también valorarla de forma adecuada. En este último punto donde se nota más la carencia de información.

Fue el G20 en 2009 el primero que se planteó elaborar estadísticas comunes relevantes, con un primer reto para septiembre del año pasado.
¿De qué tipo de datos hablamos? Aquí tienen un índice...

*       Sistema financiero: el FMI elabora desde hace tiempo información conocida como "Indicadores de Solidez Financiera" que abarcan tanto a los bancos como a las entidades financieras no bancarias, acumulando más de 100 países
*       Sistema financiero en la sombra: desde 2011 el Consejo de Estabilidad Financiera realiza un análisis sobre la situación del "Sistema Financiero paralelo", lo que supone analizar más del 90 % de los activos financieros a nivel mundial. Para 2017 se pretende ampliar con información sobre las bolsas
*       Bancos con riesgo sistémico: también el CEF ha asumido la tarea de seguir la información de este tipo de entidades, de forma que las autoridades mundiales puedan hacer un seguimiento de la estabilidad financiera.
*       Mercados de valores y derivados: aquí hablamos de la integración de cuatro importantes fuentes de datos, entre el BIS, ECB, FMI y BM. Con todo, aún hay mucha información pendiente de homogeneizar en términos del mercado de derivados y naturalmente mejorar la información actual

¿Les parece asumible? Piensen, además de todo lo anterior, en la imprescindible información sobre la situación fiscal de los países, su interconexión con el sector financiero, la existencia de desequilibrios en la distribución de ingresos y riqueza que debe ser valorada a nivel mundial. Pero, además, la interconexión financiera entre países (inversión financiera mundial). ¿Y los precios inmobiliarios? Esta es una información cada vez más relevante, considerada a nivel internacional de forma homogénea.

¿Y más allá del G20? Consideren la importancia, cada vez mayor, de las economías en desarrollo. Especialmente de Asia. Pero no sólo de este continente.

¿Retos? Les dejo el objetivo del FMI, considerando una segunda fase en la búsqueda de la información pendiente donde estamos inmersos desde finales del año pasado....

No es fácil proporcionar información completa de forma estandarizada,
frecuente y oportuna, fiable y de gran calidad, y que
refleje las circunstancias cambiantes de economías y sistemas
financieros. Pero como demuestran las iniciativas recientes,
el tiempo y la cooperación mundial lo hacen posible. Para
cosechar los beneficios del esfuerzo de la iniciativa del G-20,
todos los participantes de la economía mundial deben mantener
el ritmo de trabajo y coordinación cuando de comienzo la
segunda fase.


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España