Los pedidos de bienes intermedios de febrero sorprendieron al caer un 0.9 %, especialmente tras un descenso del 1.6 % en los pedidos internacionales. Los pedidos domésticos también fueron peores de lo esperado, con un dato plano.
El mercado esperaba un aumento del 1.5 %.
El dato de enero se revisa al alza, ahora con una caída del 2.6 % frente al descenso del 3.9 % reportado inicialmente.


Por destino económico, los pedidos de bienes de consumo al alza un 2.9 % (-0.8 % domésticos y +5.7 % internacionales), los de bienes intermedios con descenso del 1.2 % (-1.9 % y -0.3 % respectivamente) y de capital con caída también del 1.1 % (+1.9 % y -2.9 %).

El Ministro de economía alemán considera que los datos muestran la debilidad de los grandes pedidos.
La tendencia, con todo, sigue siendo alcista. Dice.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España