La bolsa de Atenas está descendiendo -1,42% tras la fuerte mejora de ayer por la alegría de esa extensión conseguida por su Gobierno de cuatro meses.

Sin embargo, muy ligeramente por debajo de la alegría en Europa, existe una preocupación ya que los comentarios del Fondo Monetario Internacional ayer representaron muy bien la capa de desconfianza que existe sobre el nuevo gobierno griego dada su radicalidad, así que nunca estaremos seguros ya que en cualquier momento puede aparecer algún movimiento a espaldas de los acuerdos alcanzados con Europa y tomar un rumbo negativo para todos.

En este sentido, ya ha visto cómo el ministro de economía griego ha vuelto a la carga con las quitas sobre la deuda, algo que no se habló con Europa, así que debemos no perder de vista los acontecimientos en el día a día.

A estas horas pocos bancos son los que están subiendo, ya que la mayoría de ellos tiene recogidas de beneficio bastante fuertes que llegan a ser en algunos casos superiores al 6% aunque la mayoría de ellos rondan el -3%.

En el mercado secundario de deuda, Grecia es la única que está subiendo tipos, también recogiendo beneficios de la fuerte bajada de las últimas sesiones, y a diez años se sitúa en el 8,41%, todavía bastante lejos de esa zona de alarma que está por encima del 10%.