Si miramos el gráfico del Ibex no hay que sudar mucho para darnos cuenta que la excusa de Ucrania para el rebote, es eso, una excusa. Realmente lo que ha pasado es que ha llegado al soporte psicológico de los 10.000 puntos. Es un número psicológico muy difícil de pasar así como así, a su altura envolvente alcista y a rebotar. Ni Ucrania, ni Renania. El gráfico Ichimoku sigue bajista a corto con claridad.



Misma historia en el Dax con los 9.000 puntos.

Y encima la sobreventa en todos los casos era extrema, y por si fuera poco para el dax eran los suelos del lateral de todo el año.