La caída del futuro americano empieza a ser grave. Ahora mismo está en 36.92, muy lejos de los máximos que alcanzó pocos días atrás. Y todo porque Arabia Saudita, mayor productor mundial y de la OPEP, al decir que no congelan producción si no lo hace su enemigo Irán, ha dejado claro, que todo lo del acuerdo era un cuento chino. Y el petróleo subió mucho a cuenta de ese acuerdo, con lo cual ahora podría pasarlo mucho peor aún. Adjunto gráfico de 5 minutos