Fue fenomenal el rebote desde mínimos del viernes sobre la media de 200, pero o fue la Mano de Dios, o fueron manos débiles.

Porque según los cálculos especializados las grandes instituciones, que comprenden, grandes bancos, hedge funds, etc, no fueron.

Muy al contrario las ventas volvieron a crecer a cierre del viernes, y las compras bajaron. Y con esto el saldo vendedor neto se amplía y ya es moderado-amplio. Así que seguimos en fase distribución moderada. Las compras están claramente por debajo de la media anual. Siguen por tanto sin ser fiables estos movimientos.