Pues recopilados a cierre de ayer los datos, no parece que las grandes instituciones recibieran precisamente con entusiasmo la subida de ayer.

Todo lo contrario, volvieron a aprovechar las subidas para incrementar sus ventas un poco más. El saldo neto vendedor por tanto sigue aumentando, y empieza a ser ya moderado. En los días anteriores había sido pequeño, ya no es el caso.

Lo que nos siguen mostrando estas cifras de momento es que sigue un proceso de distribución moderado de las manos fuertes.