Ya llevamos días advirtiendo que la posición de las grandes instituciones es neta vendedora, y de que están en proceso de distribución. Por eso no deben asombrarnos bajadas como las de ayer.

Tras el cierre de ayer, la situación sigue muy parecida, el saldo neto sigue siendo vendedor moderado, pero vendedor con claridad.

El nivel de compras no es malo, no es que se hayan desplomado las compras, están más o menos en la media, el problema es que las ventas  están por encima de la media.