La situación sigue siendo de saldo positivo de las manos fuertes, desde el día en que ganó Trump las elecciones. Eso sigue igual, pero hay un cambio desde el último informe.

Si recuerdan, les decíamos que las grandes manos fuertes habían tomando muchos beneficios, y mantenían solo un saldo pequeño comprador. Pues bien en las últimas dos sesiones, ese saldo sin ser como llegó a ser, se ha incrementado, y ya no es tan pequeño. Es intermedio. Una buena noticia para las bolsas.

Las manos fuertes siguen ahí, en mucha menor medida, que tras las elecciones, pero el saldo sigue siendo decente.

Si nos vamos a la cifra absoluta, manos fuertes siguen con saldo comprador desde 9-11-2016, ya prácticamente dos meses.