Acaba de decir que el BCE debe dejar de temer turbulencias en el mercado si quita la QE, y hacer lo que tenga que hacer. 

Más claro no se puede decir. La batallita que cuenta Draghi de que todos andan de acuerdo en el BCE no es verdad, Alemania, quiere que se quite y que se quite lo antes posible, y más tras ver el dato de inflación en Alemania que se acaba de dar a las 14h. 

Los alemanes van a presionar y mucho, y este factor no está en la lista de preocupaciones del mercado, pero calculamos que después del verano va a estar por todos lados: tapering acercándose, salvo que Draghi opte por el cisma total con los alemanes, algo nada fácil de hacer…

Pero claro...va a depender mucho de las elecciones alemanes, si gana Merkel, seguirá la presión, pero como ganen los socialistas, podría darse el caso que la presión fuera mucho menor. Tema interesante y a seguir de cerca.