Ahora mismo está cayendo -0,3% y está lejos de los mínimos del día, pero vean al cierre de ayer su gráfico.

Ya lo vimos en días pasados, que tenía peligro, pero ayer el RSI a semanas se colocó por debajo de la directriz alcista, lo que añade presión bajista. Vale que falta todavía para cerrar la vela, pero esto debe ponernos en alerta: