Ayer tuvimos un movimiento muy fuerte en los mercados norteamericanos que tuvo como protagonista al sector financiero, ya saben, uno de los más beneficiados desde que Donald Trump accediera a la Casa Blanca.
 
Simplemente, pensando en el punto anterior, tenemos que son los principales generadores de un movimiento bajista en una situación como la que tenemos esta semana, que es la posterior a un vencimiento de derivados. Recuerden que algunos bancos importantes veían debilidad en los mercados accionariales en los próximos tres meses, curiosamente coincidiendo con el vencimiento de junio, y aconsejaban reemplazar posiciones en los mercados bursátiles por la compra de opciones call, por si acaso.

Otro factor absolutamente negativo es el incremento de la combatividad de Donald Trump con sus adversarios políticos, adquiriendo ademanes demasiado parecidos a los de su gran amigo Vladimir Putin. Recuerden que la inteligencia y espionaje de Estados Unidos está intentando buscar pruebas para ver si hubo algún tipo de colaboración entre Rusia y Donald Trump en las elecciones, lo que haría tambalear a la presidencia actual. Por tanto, declaraciones del nuevo presidente del estilo de “voy a ir a por vosotros” generan un fondo de inestabilidad realmente importante que puede traer consecuencias a nivel internacional. Además, ver que los planes de infraestructuras y rebaja de impuestos podrían llegar el año que viene y además retrasarse mucho el impacto en la economía del país, están desinflando poco a poco las esperanzas del mercado en las promesas de Trump.

La Reserva Federal ve bien la economía, y ha puesto encima de la mesa un camino en donde ya se habla de cuatro subidas de tipos de interés este año, pero si las promesas de gasto público y rebaja de impuestos de Trump no llegan a tiempo, esa subida de tipos de interés dañará la economía sin remedio.

Vean el movimiento del futuro sobre notas a 10 años de Estados Unidos. No parece lógico que en una situación como la actual, empecemos a tener figuras alcistas y la posibilidad de reducir los tipos de interés de forma notable con todo lo que ha puesto encima de la mesa la Reserva Federal.

Comos se puede ver, el soporte de los mínimos de 2013 aguanta y estamos formando una especie de doble suelo con los mínimos de 2016. Peligro en el RSI porque marca divergencia alcista y se puede realizar si superamos los máximos del año y la directriz alcista desde los mínimos de 2013.

El RSI cambia de dirección y cuidado con este movimiento porque tiene implicaciones macro y eso puede dañar a los bancos:

10y

Además, la situación del mercado de divisas.

Primero, vean el dólar yen. De no superar la parte alta de la lateralidad, estamos ahora incluso por debajo del siguiente escalón de la parte baja, buscando la sobreventa. Ya saben que hay una correlación entre la fortaleza del dólar y la fortaleza de las bolsas, por lo que todo lo que sea ver bajar a este par, son malas noticias para el riesgo.

eurs


Por último, el eurodólar está atacando los máximos del año justo cuando hemos tenido la subida de los tipos de interés en la Reserva Federal. Sin embargo, aquí hay que tener en cuenta que más que debilidad del dólar, lo que se está viendo es una nueva fortaleza del euro por el incremento de la inflación y además los numerosos comentarios y presiones para que se normalice la política monetaria cuanto antes.

eurusd