El que fuera compañero de Bill Gross en PIMCO parece que corrobora algunas estadísticas que marcan que el nivel de efectivo de los gestores es el más alto en muchísimos años. De hecho, considera que tener efectivo es algo con una alta valoración en estos momentos, ya que los inversores, en su opinión, no deben confiar en las correlaciones como un mitigador de riesgo. El efectivo tiene la propiedad de crear resilencia en momentos de alto estrés porque siempre puede ser colocado después donde sea necesario.
 
Dice que los bancos centrales lo tienen difícil y cada vez más difícil para poder contener la volatilidad de los mercados financieros, por lo que eventos de gran calado y particulares, como por ejemplo la votación en Reino Unido o la devaluación de la moneda en China, generan fuertes bandazos en los mercados. Además, eventos como la votación en Reino Unido son de muy poca duración, pero sus efectos pueden mover la economía de un lado a otro, ya que de mantenerse en Europa la economía de Reino Unido seguiría su curso, positivo, pero la salida les puede meter en recesión en muy poco tiempo.