A estas alturas quizá esta persona no necesita introducción, pero por si alguno que no lo conozca, fue el compañero de Bill Gross en PIMCO una de las personas más influyentes y sabiduría dentro del mundo de deuda a quien siempre se le preguntaba durante la crisis.
 
En una entrevista a Reuters ha dado su opinión sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Dice que el resultado del referéndum trae consigo incertidumbre estructural, un menor crecimiento económico y un mayor riesgo de recesión para Reino Unido. De momento no hay nada nuevo porque es lo que ya se avisó por activa y por pasiva desde el Gobierno y desde las autoridades económicas.
 
Con respecto a esa carrera que se ha montado en prácticamente toda Europa para conseguir que las entidades financieras salgan de Londres para meterse en otros países, dice que algunas si que van a obtener cierto rédito de este movimiento como por ejemplo París, Frankfurt, Dublín o Amsterdam, pero Londres seguirá teniendo uno de los dos puestos claves en el mundo financiero junto con Nueva York, pues el resto de ciudades no tendrán o alcanzarán una masa crítica suficiente como para poder hacer una competencia real.
 
Recordemos que su opinión sobre el referéndum, antes de que se produjese, era que había un problema dentro de Europa y es que Reino Unido siempre se había decantado por acuerdos económicos y el resto de Europa lo que buscaba era unión mucho más fuerte, así que él consideró que si la rotura no se producía en ese momento, cada cierto tiempo aparecerían tensiones y este tema volvería otra vez a la superficie. Pues bien, dice que la parte positiva de todo este asunto es que Europa será más pequeña, pero acabará estando más unida, además, nadie sabe con certeza si realmente la salida se va a producir. Recordemos que el artículo 50 lo tiene que activar Reino Unido y ya han visto cacao político que tienen.
 
En su opinión, cree que Reino Unido acabará con un acuerdo con Europa que se acerque mucho a un tratado de libre comercio pero que hasta conseguirlo, el camino va a ser muy difícil.
 
Con respecto a lo que pasa en el mercado de divisas, dice que la libra está sometida un doble golpe y pide que las autoridades tengan un buen plan B tras la salida, porque si no, podría verse paridad frente al dólar.
 
Con respecto a activos a manejar, dice que aguantaría el tipo con respecto a los bancos en Reino Unido pero que hay un montón de buenas oportunidades en otros activos entre los que cita los bienes inmobiliarios comerciales… Evidentemente después del susto que se están llevando todos los fondos de este tipo.
 
Siguiendo el hilo de las divisas, comenta que Japón podría verse obligada a intervenir para controlar su moneda, lo que abriría la puerta a competiciones de devaluación, algo que todo el mundo se comprometió a no hacer, pero evidentemente no se contaba con el resultado del referéndum. En definitiva, el Banco de Inglaterra ha movido pieza, el Banco de Japón puede verse obligado, y como consecuencia, el Banco Central Europeo podría extender el programa cuantitativo.
 
Con respecto a la situación en Estados Unidos, dice que la mayor rentabilidad en la renta fija norteamericana, ha traído dinero de Europa en donde se anda buscando no sólo la rentabilidad sino también un movimiento positivo a su favor en el mercado de divisas.