La empresa del muñequito obeso ha presentado los resultados de su primera mitad del año con unos beneficios netos de 624 millones de euros, mejores que los del año pasado que fueron 507, pero peores de lo esperado porque el mercado tenía la cifra de 676 millones en la cabeza. La mejora no está en la demanda, sino en la bajada de los precios de sus materias primas.
Con respecto a las ventas, las cifras netas han bajado hasta los 9.670 millones de euros cuando el año pasado fueron 10.160. Estas cifras también son peores de lo esperado porque el mercado tenía los 9850 en la cabeza.
Según la compañía, los motivos de esta bajada han sido la rebaja de precios de algunos de sus productos y además, un descenso de la demanda de los productos más caros, donde normalmente los márgenes son superiores.
 
El punto positivo es que sigue reafirmando su objetivo para todo el año que en líneas generales propone un flujo de caja superior a los 500 millones de euros, un aumento del 3% en las ventas en el plano internacional y un retorno del capital empleado cercano al 11%.
 
Hoy el sector francés de automoción no tiene precisamente el día y este valor desciende -0.72% acompañando a los descensos superiores al 1% tanto de Renault como de Peugeot.