Ha vuelto a pasar otro increíblemente importante fin de semana para los mercados y en vez de tener susto hemos tenido una amplia mejora, que acaba de completar el upswing desde la parte inferior del canal bajista que lleva guiando los pasos del mercado desde los máximos del año rondando el mes de abril.

Sin embargo, sólo el futuro del índice alemán se ha atrevido a pisar ligeramente por encima, ya que los máximos de la sesión rondan esa parte alta en el futuro del Ibex 35, en el futuro del Cac 40 y en el futuro del Eurostoxx 50.

Las mejoras son superiores al 1% en casi todos ellos, sobre todo con el fuerte apoyo del súper sector bancario que es el mejor del día subiendo 2,23%, seguido de los medios de comunicación con 2,09% y viajes y ocio con 2,05%.
La mala noticia, es que lo que se ha acordado este fin de semana, no supone el episodio final a toda esta aventura griega, sino un primer paso que debe ser seguido por muchos otros y que lo que hace es trasladar la batalla desde Bruselas a Grecia, porque el siguiente enfrentamiento será en el parlamento del país, ya que los socios de gobierno que forman Syriza no parecen muy dispuestos a colaborar, algo que amenaza con otras elecciones y extender el sufrimiento de la población griega durante bastante tiempo, aunque los tiempos a partir de ahora sean cada vez más cortos.

Por lo tanto, estamos en un nivel de resistencia técnico en casi todos los futuros sobre índices, así que debemos estar muy atentos a lo que pueda pasar, por si aparece una excusa fuerte que nos dé otro movimiento a la baja buscando la parte de abajo, donde peligrosamente nos está esperando la media de 200 sesiones, en una temporada de resultados que en su conjunto debe asesorar a los inversores acerca de si de ahora en adelante merecemos estar por encima de la media simple de los precios de las últimas 200 sesiones o por debajo, es decir, estamos mejor o peor que hace un año.

El mercado de divisas está bastante tranquilo, aunque es el dólar el que está ganando por goleada al resto de divisas al tener una fuerte apreciación no sólo en el cruce contra el yen sino contra la libra, en donde está ganando casi 1% contra este último y 0,5% contra el primero.

Con respecto al euro, no consigue recuperar el canal alcista que nos ha guiado desde la zona de mínimos de este año contra el dólar, ya que la fortaleza del dólar también es visible en este par haciendo que descienda -0,76%, dejando los máximos del mes cerca del 1,12%, donde ronda la parte baja de dicho canal, así que no hay cambio de dirección en los indicadores técnicos y debemos estar pendientes de cualquier intento de rotura de mínimos del mes que abra ventas que intenten buscar la zona de mínimos anuales.