Ya queda menos para terminar esta semana, pero hoy jueves volvemos a tener una apertura de la sesión con algunas turbulencias en el mercado europeo, provocados por un factor general y otro algo más particular.

Comenzando con el factor general, otra vez el euro está en la mira de todo el mundo, ya que hoy extiende las ganancias del día anterior tanto contra el dólar como contra la libra, tras ese dato de ventas minoristas de ayer peores de lo esperado en EEUU que siguen alejando la subida de tipos y además dando más fortaleza al euro por debilidad del dólar que está haciendo que se multipliquen las apuestas largas por la moneda única.

Como podemos imaginarnos, las exportadoras europeas de la zona euro deben tener problemas y el índice alemán es uno de los más perjudicados, como se ve dentro del mercado al ser el súper sector de automoción y recambios uno de los peores con un descenso de -0,56%.
Pasando al factor ya más concreto, tenemos que el peor del día es el súper sector de recursos básicos que desciende nada menos que -1,33%, y a muchos les sonará muy raro porque la fortaleza del euro debería ser favorable para las materias primas y empujar los precios al alza tanto de los metales como del crudo, pero sin embargo hay un factor que está pesando muchísimo.

Las mineras vienen ya tocadas desde Australia, en donde una compañía llamada Fortescue Metals Group se desplomó casi el 5% tras aparecer un sondeo de la agencia Reuter en donde el mercado sigue esperando nuevas bajadas de precios en el mineral de hierro, lo que ha sentado fatal a los inversores en las mineras.

Las petroleras también están dañadas -0,79% y eso que el precio del crudo tiene bastante apoyo y se mantiene rondando los 60,00 $. La cuestión es que la Agencia Internacional de la Energía ha vuelto a decir que hay muchos suministro, lo que ha contrarrestado en parte el ver otra vez que la reservas semanales de crudo en Estados Unidos han bajado en vez de subir.

En estos momentos el súper sector de medios de comunicación es el mejor subiendo 0,28%, seguido de bienes personales y del hogar 0,16% y de las aseguradoras 0,04%, que son las que ganan realmente con un aumento de tipos de interés en el mercado secundario de deuda.

Lo que respecta al apartado técnico, hemos tenido un buen susto dado que hemos atacado la zona de mínimos de hace dos sesiones en donde dejamos una muestra de interés comprador con repunte de volumen. Hemos estado por debajo durante unos instantes y después hemos recuperado posiciones en cuanto el euro se alejado de la zona de máximos, por lo que la situación es compleja dado que tanto en el futuro del Ibex 35 como en el CAC 40 estamos cerca de la parte alta del canal bajista, así que se mantienen las esperanzas de ver un cambio de dirección, pero el euro debería ayudar algo, aunque para eso necesitaríamos unos datos en Estados Unidos realmente potente es para equilibrar las fuerzas.

Tal como hemos comentado anteriormente, Europa está en un momento de alta turbulencia precisamente porque estamos cambiando el peso del beneficio obtenido en los resultados empresariales por un euro bajo a otro en donde las perspectivas económicas empiezan a ser potentes, así que en el paso de uno a otro hay un ajuste de las valoraciones y hay que ser paciente con el mercado para que encuentre el precio justo.