En estos momentos parece que la situación no ha cambiado un ápice desde días pasados, ya que tenemos otras sesión alcista más a esta ahora en Europa.

El fondo del asunto es exactamente el mismo, la constante debilidad del euro que sigue dando patadas alcistas a las exportadoras y precisamente de esto el que más está sacando tajada es el índice alemán, que supera ya a la zona de los 12.000 puntos y se mantiene en sobrecompra desde hace ya tiempo.

Con lo anterior, el súper sector de automoción y recambios es el mejor del día con una subida de 1,33% seguido de los servicios financieros con una mejora de 1,16% y las minoristas con 1,02% tras buenas cifras de H&M en el mes de febrero.

En la parte negativa de la sesión tenemos la construcción y materiales con una bajada de -0,38% seguido de las utilities con una bajada también de -0,07%.

En general, sigue habiendo divergencia entre Europa y Wall Street, ya que nosotros no paramos de subir y sin embargo Wall Street está completamente atascada.

Punto de movimiento lo vamos a tener miércoles que viene con la reunión de la Reserva Federal y vamos a ver si tiene que decir algo con respecto a la fuerte apreciación que ha tenido el dólar y que poco a poco les va haciendo daño.

Con respecto al mercado de deuda, que el programa cuantitativo sigue con sus efectos tan tranquilamente, manteniendo los tipos extraordinariamente bajos en prácticamente todas partes menos en Grecia, que siguen por encima del 10% y subiendo poco a poco mientras la inestabilidad del país se mantiene y prácticamente nadie da un duro ya por ellos pues el nuevo gobierno está entre la espada y la pared, la pared representa la realidad que ha puesto Europa ante sus ojos y la espada son los electores que creyeron en ellos cuando les vendieron un mundo de fantasía e ilusión.